Diagnóstico Integral:

En esta fase se analizó la situación económica, social y ambiental del municipio teniendo en cuenta tanto criterios técnicos como la opinión de la población.  Para la realización del diagnóstico integral, la información sobre la realidad actual del municipio se dividió en áreas temáticas y se tuvo en cuenta tanto aspectos técnicos (Diagnóstico Técnico), como el modo en el que la población percibe esta realidad (Diagnóstico Participativo).

  • Diagnóstico Técnico: Elaborado a partir de datos existentes y de estudios técnicos objetivos.
  • Diagnóstico Cualitativo: Elaborado a partir de encuestas a la población y entrevistas a distintos agentes sociales, utilizando los órganos de participación “Jornadas de Participación Vecinal” y “Foro 21 municipal”.   
El diagnóstico integral o evaluación final de la realidad municipal, se elaboró contrastando la información recogida en ambos diagnósticos (técnico y participativo). Su contenido refleja de forma interrelacionada el modelo municipal actual, a partir del cual se extrajeron  las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades del municipio, y se establecieron las prioridades y las recomendaciones para una gestión más sostenible del mismo.