• RUTA 6: Circuito de los barrios de Solórzano


    Longitud

    18 Kilómetros

    Desnivel

    380 metros de subida y bajada

    Tiempo

    5 horas

    Esta ruta es un circuito que rodea la cabecera del valle del río Campiazo, pasando por los elevados barrios de Garzón, Regolfo, El Portillo y Campo la Cruz (Voto), lo que ofrece una visión muy completa del municipio de Solórzano y su entorno. Dado que discurre íntegramente por pistas asfaltadas en su mayor parte, y que tiene un kilometraje importante, se recomienda su realización en bici de montaña, aunque lógicamente también es posible hacerlo a pie.
    Se sale de Solórzano, en concreto de la iglesia parroquial de San Pedro, siguiendo el recorrido descrito para la ruta 3 que asciende a la ermita del Cristo de Balaguer (240 metros) y continúa por Garzón hacia Riaño. Sin descender a este último pueblo, se sigue de frente por la pista asfaltada conocida como el “Alta de Riaño” hasta salir a la carretera que sube desde este pueblo a Fuente las Varas. Ahora hay que tirar a la izquierda, llegando poco después al cruce del Alto de las Cajigas Plantadas (245 metros), donde continúa por la carretera hacia la derecha, pasando por el barrio de Regolfo (330 metros), situado sobre la divisoria montañosa que separa Riaño y Solórzano. Se sigue por la carretera dominando siempre Riaño desde la altura, y se alcanza otro pequeño barrio ubicado en la divisoria, El Portillo (366 metros), donde se deja la carretera, entrando a la izquierda por una pista asfaltada.
    En suave ascenso se llega a la bifurcación, donde hay que seguir por la izquierda, para llegar hasta el Alto de Garbellana (454 metros), inconfundible por la curiosa cúpula del radio-faro que controla la navegación aérea  de la zona de Cantabria. Hay que seguir siempre por la misma pista, ahora bajando, hasta salir a la carretera que une Solórzano con Secadura en Campo la Cruz (346 metros), barrio perteneciente a la junta de Voto que se sitúa en el mismo alto. Desde aquí ya sólo resta descender por la carretera hacia la izquierda, dejando a la derecha el valle cerrado de Riolastras, para llegar a Solórzano, en cuya iglesia de san pedro se cierra este circuito.

  • Fuente de textos:

    - Juan MIguel Gil Álvarez

    - Fernando Obregón Goyarrola